viernes, 14 de noviembre de 2014

Hablar Solo, que no Solo Hablar.



De un tiempo a esta parte, me vengo fijando en las gentes que hablan por la calle. No de aquellos que mantienen una conversación con otras personas, si no con sigo mismos. Los hay que al verte, se dan cuenta, callan y miran atrás por ver si te fijaste en ellos, son sobre todo hombres.

 Otros continúan como si tal cosa, abstraídos con el yo le dije, él me dijo, que se vaya a la mierda, estaría bueno, y un sinfín de palabras más que cojo al vuelo. Suelen ser mujeres, y alguna, mayor ya, incluso reza.

Me hago el sueco, pues no quiero que ocurra como aquella vez en que me fijé en alguien, probablemente con estupor o descaro, y me voceó hecho una furia: ¡Que miras, tonto! ¿Acaso te importa lo que digo?

Hay un cafetón con solera, donde la gente acude a pasar el rato. Afuera en la terraza suele haber conversadores, los de dentro, algunos juegan silenciosamente al ajedrez, mientras los más leen los diarios. Hay uno que lo hace mascullando las palabras, por los movimientos de los labios de un segundo, me entero de la noticia que lee aunque lo hace en silencio. Un tercero, leída la frase o el párrafo mentalmente y sin movimiento labial, las apostilla en voz alta: ¡Tonto el haba! ¡ Eso quisieras tú! ¡Ni a tocino sabes aunque te unten! y cosas por el estilo.

Pensando, pensando, he llegado a la conclusión de que todos hablamos solos de vez en cuando. Yo, por ejemplo, cuando arreglo algún cachivache, suelo decir bien alto ¡soy el mejor! y cosas por el estilo. ¿Quién no se ha ensalzado así mismo, por alguna acción que cree relevante? Nadie. Es un estímulo que demuestra la alegría sentida por el logro. Así que, no pensemos en que la gente que habla sola, está loca de atar. Alguno hay, pero la mayoría, entre los que me encuentro, lo hacemos a menudo como cuando de chiquillos tratábamos de aprender la tabla del siete; para memorizar algo importante. Es decir, que estoy rejuveneciendo.


5 comentarios:

alp dijo...

Yo creo que todos hemos hablado alguna vez sólo... Un saludo desde Murcia....

RECOMENZAR dijo...

un placer leerte un sentido hermoso el de tus palabras
me gusta lo magnífico y sencillo de tu escribir
un abrazo desde Miami

Alfredo dijo...

RECOMENZAR.
Gracias por le comentario.
Salu2.

victoria dijo...

Sencillez en tu escritura,,Me recuerdas a mi abuelo y no lo digo por la edad sino por la forma de escribir..LLegaba a tod@s..
Gracias por compartir y dejar tu huella en nos necesitan..Ellos te lo agradecen,,Yo también
Con cariño Victoria

Alfredo dijo...

Victoria.
Gracias por el comentario.
La comparación con tu abuelo me agrada, al fin y al cabo, también yo soy abuelo.
En cuanto a mi forma de escribir, no sé si llegará a todos, me conformo con que los pocos que por aquí pasan, se entretengan un rato.
Salu2.