martes, 13 de enero de 2015

Discusiones de Alcoba.


Él dijo:
- ¡Eres una vieja cómoda!

Ella respondió:
- Querrás decir que estoy chapada a la antigua, no como tú ¡palanganero modernista!

Una tercera intervino:
- Ya están discutiendo estos dos. ¡A ver, callaros, que no se puede dormir!

 Un cuarto entra en la discusión:
- ¡Saltó la alfombra! la que lame los pies al amo.
- ¡Y tú eres un muérgano al que  el amo utiliza a su antojo!

- ¡Esa sí que estuvo bien! Aplaude otra.
- Al menos sobre mí no pone sus posaderas cual putaca descendiente de los comanagotos.

- ¡Chitón, alguien se acerca!

Y la habitación queda en silencio.

Mucha gente parece para una alcoba, pero es que esta conversación se da entre los muebles, que no entre personas.
Así, el palanganero, uno de esos con jofaina y aguamanil, llama vieja a la cómoda, que ofendida responde en tono un tanto peyorativo. Recordemos que palanganero, en origen, se decía de la persona encargada de la tarea de cambiar el agua de lavarse en un prostíbulo, y que antiguamente se ponía en una palangana.

El cuarto, es un armario, al que la alfombra llama muérgano - objeto inútil, antigualla- con ánimo de ofender, aunque nada dijo este que no fuera verdad, pues ¿donde está la alfombra, si no, junto a la cama acariciando el pie descalzo?

Ante los aplausos de la última en intervenir, el armario responde a la butaca con una verdad irrefutable; butaca proviene del idioma comanagoto -putaca- una etnia de Manicuare, población ubicada en la parte meridional de la Península de Araya, en el estado Sucre, Venezuela.

5 comentarios:

Alfredo dijo...

He estado malucho, algo más de dos meses sin ganas de leer y mucho menos de escribir. Veremos a ver si soy capaz de hilar algo entretenido, pues tras este parón, parece que las ideas se esfumaron.
Salu2.

Marcos dijo...

Celebro tu recuperación. La entrada encantadora, promete mucho futuro, para nuestro deleite. Un abrazo.

Alfredo dijo...

Marcos.
Gracias por todo Marcos. Como ando sin mucha idea, me inventé un algo para mis palabrejas fuera de uso.
Salu2.

Katrina dijo...

La historia me ha gustado, me he imaginado todo ese alboroto entre muebles viejos y cultos. Porque no cualquiera sabe esas palabras que también van cargadas de historia. Siempre aprendo algo nuevo por aquí!

Espero que ya estés mejor!
Saludos

Alfredo dijo...

Katrina.
También yo aprendo con lo que escribo, y sobre todo, con lo que leo de todos vosotros.
Salu2.