lunes, 26 de octubre de 2015

Psicología Inversa, o el Galán Cartero.



El tipo practicaba la Psicología inversa, sobre todo con las mujeres. Presumía de haberse llevado al huerto a bastantes famosas (el reto estaba en conseguir la primera) a base de escribirles cartas de amor. Unas cartas de amor que siempre comenzaban más o menos así:
 - Perdona mi atrevimiento (nombre de la pretendida), sé que probablemente no leerás esta carta, y, en caso de hacerlo, no tendrás en cuenta mi proposición. Has despertado en mí, esa pasión que quita hambre y sueño, y no hago otra cosa que pensar en ti.
- Deseo pasar una noche, en realidad todas las noches de nuestras vidas, pero me conformo con una sola noche para que veas quién y cómo soy. Lo que por ti siento, todo lo que podría darte.
- No aceptarás, seguro. Sin duda piensas que estoy zumbado, que soy alguien que padece manía persecutoria, no sé, lo peor. Pero no es cierto. Te amo de veras y no tengo otro camino que este para acercarme a ti. Tienes (según su estado: Marido, novio, amigo con derecho a roce, guardaespaldas...) lo que impide ese acercamiento. Imposible "asaltarte" en el restaurante, en la calle o en las fiestas a las que vas. Siempre estás rodeada de gente.
- Por ello te pido una cita de esta manera. Haz la prueba y conviérteme en el hombre más feliz sobre la tierra, aunque solamente sean unas horas, y verás que corresponderé con la misma moneda. Soy leal y hasta entretenido, y puedo cumplir cualquiera de tus deseos.
- Sé que no me llamarás para hablar conmigo,  y que me iré consumiendo de pensar en lo que pudo haber sido y no fue, pero si lo haces, no te arrepentirás.


Lo cierto es que, a Argimiro, que así se llama el galán cartero, se le ve paseando a mujeres de muy buen ver, no se sabe si porque eso de la psicología inversa funciona, o porque las hay que... "Culo veo, culo quiero"

Ya se dijo al principio, que el reto estaba en conseguir la primera.


8 comentarios:

Elda dijo...

Pues a saber que es lo que funcionaba con el galán cartero, podías ser las dos cosas que tu apuntas, pues hay mujeres que efectivamente: "culo veo, culo quiero", sobre todo si el dinero abunda, sin excluir al hombre, claro está.
Te ha salido muy bien esa carta, ¿no será que la usabas tú para tus conquistas?, jajaja.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Elda.
Yo siempre he sido un poco cocido, no serviría para escribir cartas de amor.(jejeje)
Salu2.

Marcos dijo...

Esa carta está muy estudiada, te la sabes muy bien, no se que pensar...
(Funciona?).

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Alfredo, por tu comentario.
Pero perdona, creo que estoy un poco "out": ¿qué es eso de ser "cocido"?
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Marcos.
No lo se Marcos, pero pudiera ser. Supongo que ahora la gente es más directa y no necesita de subterfugios.
Salu2.

Alfredo dijo...

Antonio.
Por aquí se dice del tímido, de aquél que se pone colorado por poca cosa.
Salu2.

Cronista Imaginario dijo...

Hola de nuevo, meses sin leerte, muy depresivo, tengo un trastorno bipolar desde hace 20 años, no sé cómo sigo vivo, me he intentado suicidar 6 veces.

Muy buena la carta, te la copiaría pero ninguna famosa me gusta, a mí me gustan las chicas guapas en vaqueros y zapatillas, y sin maquillar, mis ex- eran así. Un abrazo. He tenido 4 chicas y me acabo de dar cuenta de que jamás ví a ninguna maquillada, jajaja (tengo 48 años, tampoco penseis que soy un ligón, jajaja)

Alfredo dijo...

Cronista Imaginario.
Siento que tengas esa enfermedad, y espero que la medicación resuelva tu problema. Piensa que la vida es mejor de lo que muchas veces aparenta ser, y busca la definitiva, esa mujer que seguramente tienes a la vuelta de la esquina.
Salu2.