jueves, 8 de diciembre de 2016

Chorrada.



El otro día, iba camino de la romería, cuando un grupo que caminaba delante de mí se pararon delante de un frondoso árbol. ¡Fijaos que manzanas tan raras tiene este árbol! Exclamó un necio sorprendido. Y todos, seis u ocho, se pusieron a hacer cábalas sobre la especie a que podía pertenecer.

Jamás oí ideas tan peregrinas para un fruto que se vende en cualquier supermercado, y no digamos en las fruterías. Además de la susodicha manzana, alguien opinó que eran albaricoques de buen tamaño - "que ahora los hay sin pelusa"- Otro que pomelos aún verdes, y una señora se atrevió con "esos tomates chinos o japoneses que hay ahora" (Kumato). En esa discusión estaban, cuando pasando a su lado, harto de oír chorradas, les dije que eran kakis.

-¿Cómo? Preguntó uno con incredulidad.

- Kakis con k, son kakis. Y casi todos a coro exclamaron un ¡aaaaah!

A mí no me hubiera extrañado que no supieran lo que son los fisalis, kumcuat, sapodilla, rambután, lanzón, durian, lichi, feijoa, jac, jujuba, jobo de la india, fruta del dragón o pitahaya, noni y tantas otras frutas de nombres raros, pero... ¿un kaki?.

Chorrada.
(Del ant. chorrar, chorrear).
1. f. Porción de líquido que se suele echar de propina después de dar la medida.
2. f. coloq. necedad (dicho o hecho necio).
3. f. coloq. tontería (cosa de poca entidad o importancia). Guarda todas las chorradas en el cajón.




No hay comentarios: