viernes, 26 de mayo de 2017

Cosas de chigre: Obligación de mentir.


Ayer, mientras tomaba el cafetín en la terraza del chigre, escuché la conversación de dos personajes más o menos de mi edad.

- Tengo que ir a pasar la revisión del carné de conducir, y me encuentro ante un dilema; mentir o no mentir. Te cuento: Un primo mío y de la misma quinta, fue el mes pasado. Como quiera que él ya es mayor (yo aún no)  y tras comprobar si estaba en condiciones, se lo renovaron para tres años.

- Oiga, ¿por qué para tres años si solamente tengo sesenta y nueve? Le dice a la jovencísima doctora.

- Es que toma medicamentos.

- Ya, los mismos que hace cinco años, que hace diez, y quince, y veinte... y nadie me puso pegas.

- Pero ya va siendo mayor, hay que prevenir.

- Eso no me parece razón suficiente, más, si tenemos en cuenta que lo que tomo para nada influye en mi manera de conducir, con mayor motivo.

- Es que con la edad se van perdiendo reflejos...

- Mire usted doctora, haciendo un cálculo a bote pronto del kilometraje recorrido a lo largo de mi vida, estimo que he pasado con creces el millón de kilómetros. Nunca he tenido, ni he provocado un accidente ni grande ni pequeño. Tengo todos los puntos del carné y los que dan de propina, aunque es cierto que me han echado tres multas por exceso de velocidad.

- Total, que tararí que te vi.  Y yo, que me encuentro en situación igualita que él, no sé si cuando me pregunten, decir que no me duele la espalda, que no tomo la pastilla para la próstata, y otras zarandajas de índole menor. Y no es que me fastidien un par de años, no importa demasiado (aunque haya que pagar más a menudo) lo que me subleva, es el menosprecio a la persona. El que te consideren ya un viejo, cuando estás en plenas facultades, que crean has pasado a ese gremio, al que hay que mirar con prevención.

- Ya. ¿Y cuándo vas, no sé, al urólogo por ejemplo, no te das cuenta de que sucede otro tanto? Te pregunta sibilinamente:
- ¿Toma alcohol?
- De vez en cuando, una clara por tomar algo. Y ahí te has caído con todo el equipo. En el informe escribe: Bebedor habitual.
 - ¿Fuma? - Vuelve a preguntar.
- Un par de pitillos al día. Y en el informe la misma cantinela: Fumador habitual. Son todos igual, quieren ver más allá de lo que en realidad hay. ¡Parecen de la Gestapo, siempre con sospechas!

- Efectivamente, te ven mayor y te gritan como si estuvieras sordo, te preguntan veinte veces por la medicación que tomas, como si fueras tonto, y escriben lo que les da la gana pensando que mientes. En fin, ya lo tengo decidido: Estoy sano como un coral y no tomo más que agua. En este país no se puede vivir sin la mentira; te obligan a ella.

Y se marcharon rua abajo, mientras yo me fuí directo a la cartera a ver cuando caducaba el mío.


10 comentarios:

Liliana dijo...

Jijijiji y???? cuándo se vence????

=)))))

Elda dijo...

Jajaja, muy bueno Alfredo, lo he leído con una sonrisa abierta. A mi ya me lo dan desde hace muuucho por cinco años, con lo cual en ese lugar son un poco exagerados en precauciones, claro que yo no tomo medicación, ni me lo han preguntado, jajaja.
Me ha encantado lo del final, porque es cierto que cuando se habla de caducar algún documento, enseguida te acuerdas de mirar lo tuyo :)))
Un abrazo.

Manuel dijo...

Acabo de hacer lo mismo que tu, y me caduca el 18 de Julio (vaya el díita) del próximo año, y ese día -después de lo leído-, me va a crecer la nariz más que a Pinocho.
Muy bueno Alfredo.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Liliana.
Me faltan dos años. Ver veremos lo que pasa entonces.
Salu2.

Alfredo dijo...

Elda.
A mí hasta ahora también por cinco, veremos para la próxima. Yo ya no recuerdo si antiguamente lo daban por más tiempo, de todas formas lo de los medicamentos, la vista y lo de los reflejos aquí siempre lo han hecho, por lo menos en la agencia que yo voy.
Salu2.

Alfredo dijo...

Manuel.
Supongo que no esperarás hasta el último día. De todas formas es una buena fecha para recordar, seguro que si fuera el día cuatro se te pasaba.
Salu2.

Marcos dijo...

Me ha encantado, pero hay que reconocer que nos hacemos mayores con sus deficiencias. Me acabo de comprar un coche nuevo, sin duda mi último coche, aunque tengo 73 y me veo perfectamente para conducir, yo mismo me pongo prohibiciones, como la de viajar de noche. Y ten seguro que sobre los ochenta me lo plantearé. Alguno de mis hijos ya espera heredarlo con 30/40 mil km.

Alfredo dijo...

Marcos. Me alegra cantidad tu presencia por lo que para tí significa.
A mí tampoco me gusta conducir de noche, sobre todo si llueve. Otra cosa es de día, mi mujer y yo salimos tres o cuatro días por semana a recorrer los pueblos de la tierra y hacemos una media de 600/700 Km. No veas los caminos por los que nos metemos. Pensamos en cambiar el coche por uno más pequeño, pero tengo demasiado cariño a este, consume poco y solamente tiene 150.000 Km.
Gracias por pasarte.
Salu2.

Mara dijo...


¡Ay, ay, ay! La próxima semana me caduca mi permiso, ya me empiezo a poner nerviosa. ¡El día 10! Espero no tener que mentir. Saludos.

Alfredo dijo...

Mara.
No te preocupes, solamente lo vas a renovar, otra cosa sería sacarlo por primera vez.
Salu2.