jueves, 16 de noviembre de 2017

Cosas de chigre: Manolo y Severino.


Esta tarde en el chigre, la gente estaba más interesada en ver la televisión que en dar la parpayuela, a la expectativa por ver si había declaración de independencia o nuevas elecciones. Solamente dos personas estaban sentadas en la terraza del chigre donde tomo el café.
La conversación era sobre los políticos, y ya parecía venir de largo. El uno le decía al otro:
- No estoy de acuerdo, no todos los políticos son iguales. Sin duda conocerás esta fábula de Iriarte, que le viene bien al caso.
Un día dijo la víbora a la sanguijuela: De tu boca reparo, que se fía el hombre, mientras que de la mía, recela.
La chupona le responde: Ya, querida, más no picamos de la misma suerte. Cuando yo pico a un enfermo, le doy vida; Tú, picando al más sano, le das la muerte.

- No conocía tal fábula, o al menos no la recordaba, pero, ¿qué coime tiene eso que ver con lo que estamos hablando?

- Ya veo Severino, que a pesar de lo mundano que pareces, fábulas y metáforas no son lo tuyo. Comparemos a esos dirigentes de los que hablamos. Los dos mandan, porque tienen la prerrogativa que les dieron los votos, el uno sobre la Nación, el otro sobre una parte de ella. Esa Nación - digamos que es el enfermo.- está tratando de salir de un bache económico gordísimo del que ya se va recuperando. Bien es verdad, a costa de los sacrificios de todos los ciudadanos. Al primero lo llaman sanguijuela, epíteto este peyorativo, injusto y con afán de molestar y desacreditarlo, sin reconocer, que gracias a los ajustes, el enfermo se recupera. El otro, que como hemos dicho también manda, pero menos, porque solamente es parte del enfermo, con su deriva nacionalista, en la que emplea recursos necesarios para cosas imprescindibles, lo lleva a la quiebra, divide la sociedad quebrantando leyes, y acábara por matarlo. Esta es la víbora. ¿Me he explicado bien? Así es al menos como yo lo veo.

- Paparruchas. Ni tanto ni tan calvo. Yo creo que los dos podían hacer mejor las cosas. El uno ni me va ni me viene, allá ellos. El otro me está jorobando con una ridícula subida de la pensión.

- ¿Cuánto cobras, Severino?

- Dos mil trescientos.

- ¿Y te quejas? Llevas jubilado desde los sesenta años. Cierto que con cuarenta de trabajo, pero es bastante dinero. Si esa queja fuera en favor de los que no cobran ni la mitad, lo comprendería. La solidaridad es indispensable en los momentos difíciles. No estaría mal, que reclamaras, que lo que te dan de menos, se lo diesen de más a esos a los que les suben lo mismo que a ti, cobrando la mitad... o menos. En cuanto a que ni te va ni te viene en el lío que unos cuantos nos han metido a todos... Ya sé que en el término medio está la virtud, Severino. Pero muchas veces, uno no puede ser equidistante, hay que mojarse.

Esta vez me marché con la cabeza caliente, la política es tan compleja, que soy incapaz de comprenderla. Escuchando a unos y a otros; jueces que opinan blanco y otros negro, periodistas que dicen A, mientras otros dicen B, opiniones tan encontradas entre personajes del mismo gremio, que cuesta saber quien lleva razón.
De una cosa estoy convencido: La fuerza de una Nación, está en sus gentes, en esas que unidas luchan por conseguir metas. Los que solamente miran lo suyo, difícilmente conseguirán llegar a buen puerto.




13 comentarios:

Alfredo dijo...

Alfredo.
Por fin me han arreglado el trasto. Al parecer solo era un cable que tenía una derivación y no la encontraban. Veremos si esta es la definitiva.
Salu2.

Genilda Maria da Silva dijo...

Boa tarde! Navegando em blog amigos cheguei até aqui e amei seu blog. Já estou seguindo. Deixo o convite para você conhecer o meu e se gostar seguir, ficarei feliz e grata. Abraços com desejos de uma tarde linda e um anoitecer feliz.
Genilda

Elda dijo...

Hola Alfredo, me alegro de que ya te hayan arreglado el trasto, como tu dices. La verdad es que nos hemos acostumbrado tanto a ellos por la distracción que proporcionan, que cuando faltan se echan de menos.
La política, palabras mayores por ser uno de los temas que como no se tenga mucha calma, te enciendes.
Verdaderamente sin una nación unida, se pierden muchas cosas, lo mismo para quien se quiere separar, que para todas las demás comunidades en conjunto.
Y Severino no sé de que se queja con la pensión que tiene!!, no sería político, jajaja.
Un abrazo.

Marcos dijo...

Buenísima y oportuna entrada. Como decía Jesús, el que tenga oídos que oiga.

RECOMENZAR dijo...

¿ QUE ES SER RETIRADO?
tU NO LO ESTAS
VIVES
RESPIRAS
Y AMAS LA VIDA

RECOMENZAR dijo...

Culpar a otros de nuestras desdichas es una muestra de ignorancia; culparnos a nosotros mismos constituye el principio del saber; abstenerse de atribuir la culpa a otros o a nosotros mismos es muestra de perfecta sabiduría.
eS MARAVILLOSO Y ESTOY DE ACUERDO CONTIGO
PERO SIEMPRE RESULTA MAS FACIL DE CIR ES TU CULPA
NO LA MIA... sALUDOS

Liliana dijo...

Me alegro que ya te arreglaran tu trasto!

...y yo milando como el chinito.

Saludos Alfredo!

=)))

Alfredo dijo...

Alfredo.
Estimados amigos, gracias por vuestros comentarios. Lamento no corresponder, el trasto está otra vez en el taller. Escribo desde la tablet que dicho sea de paso no me gusta.
Salu2.

Alfredo dijo...

Genilda.
Muchas gracias por pasarte por aquí. A ver si mañana te puedo visitar.
Salu2.

Alfredo dijo...

Elda.
De momento el trasto parece que hoy va bien. No quiero ser cenizo, pero veremos.
Me parece que estoy contigo, al igual que con el escuchante de conversaciones.
Creo que Severino es de los que solamente mira lo suyo, y no sé si sería político, pero si lo fuera, no lo merecería. De esos malos servidores públicos, líbranos Señor.
Muchas gracias Eleda.
Salu2.

Alfredo dijo...

Marcos.
Muchas gracias Marcos. No cabe duda de que las cosas están complicadas. Sobre todo para los que tenemos una edad y vemos cómo se van rompiendo esos esquemas con los que hemos vivido durante cuarenta años.
Salu2.

Alfredo dijo...

Recomenzar.
Tienes razón, estoy retirado del trabajo, pero no de la vida que procuro disfrutar con lo que me gusta. Y me gusta casi todo.
Muchas gracias por tus palabras.
Salu2.

Alfredo dijo...

Liliana.
Bueno, pues mila lo que te de la gana, que eles lible pala hacello.
Salu2.